martes, 25 de septiembre de 2018

Annecy 2018. Día 6


Años anteriores había cometido el error de cogerme las películas que me parecían más interesantes en los primeros días y eso hacía que llegara al final de la semana muy cansado y con pocas ganas de hacer cola. Para evitar esto, y porque era la mejor forma de cuadrar el festival dejé lo que más me interesaba para el final.

Y cuando digo final, me refiero al final del último día, porque la primera película del sábado era bastante meh.

Tito e os pássaros es una película sobre la cultura del miedo en la que estamos sumergidos. Hay una enfermedad infecciosa que paraliza a la gente hasta convertirla en piedra. Tito tiene que encontrar una cura con ayuda de sus amigos y de las palomas (grupos distintos). También está la figura de su padre por ahí rondando per su presencia/ausencia no está muy bien explicada.



El mensaje que intenta transmitir es muy bonito y necesario: no dejarse dominar por el miedo, apoyarse unos a otros para superarlo, etc… Pero la peli es un poco demasiado infantilona para mí (-Pues no vayas a ver pelis de dibujos. –Pues no me da la gana. Etcétera)

En general el dibujo es también bastante simplón. A veces nivel South Park. Y los fondos están hechos con pocos trazos. Pero cuando se ponen a hacerlo bonito consiguen imágenes realmente impactantes y bellas, aún manteniendo la sencillez de la propuesta. Una pena que no lo hagan durante más tramos de la película.

Nota: 5

Y ahora empieza lo gordo.

Comenzamos con la nueva película del director de ‘L’arte della felicita’, peliculón italiano y mejor película de mi primer Annecy.

Dirige junto a otros tres señores italianos Gatta Cenerentola, una versión de la cenicienta con toques de ciencia ficción y ambientada en un futuro Nápoles. La ambientación es lo más interesante de la película, con su elegancia italiana, su sociedad mafiacentrista y su música cabaretera. 



Sin embargo, la inclusión de la ciencia ficción me resulta innecesaria. Parece que su única utilidad es servir de excusa para hacer un Deus Ex Machina muy lamentable y previsible. ¿Anunciar un Deus Ex Machina al principio de la película lo descalifica como Deus Ex Machina? Yo creo que no. 

Y ya que se hace la adaptación en el futuro se agradecería una actualización de los puntos más machistas del cuento (acentuados en esta película). Pero bueno, si hay que comprarlo como una crítica a que la sociedad del sur de Italia nunca va a cambiar puedo intentarlo. Pero no tengo mucho suelto.

En resumen, una bonita, pero decepcionante película. Quizás haya sido víctima de mis expectativas altas. 

Nota: 6

Y después de esta decepción, había que ver la nueva película de Hosoda. LA NUEVA PELÍCULA DE HOSODA. Hype reseteado en la cola. Hype más descontrolado que el vuelo de mis aviones de papel. Yo que soy muy trampas la voté como favorita del público sin haberla visto (y porque tampoco había visto nada demasiado impactante dentro de la sección oficial). Tan fanboy e imbécil soy que entré a la película sin saber nada de la sinopsis y sin haber visto el tráiler. Hosoda es un 10 y hace que el plan del festival se haga en torno a su película. Es así.



Bueno, hablemos de Mirai. ¿Se puede convertir una película sobre celos entre hermanos en una comedia? ¿Y en un thriller? ¿Y en una película de fantasía? ¿Y todo a la vez? Pues la respuesta es sí, si te apellidas Hosoda. Porque esta es la especialidad de este hombre, mezclar todas las sensaciones del mundo en una misma película. Maneja al espectador a su antojo hasta conseguir que te muerdas las uñas por saber si un niño consigue quitar algo que se ha quedado pegado en el pantalón de su padre.

Pero ante todo Mirai es una comedia entrañable. Con un humor muy chorra y/o japonés, pero que hace estallar en carcajadas. Visualmente es tan bella como todas las películas anteriores del director. 

He iniciado un change.org para pedir que Hosoda dirija todas las películas del mundo: https://tinyurl.com/2fcpre6

Nota: 8

Y la última película fue la mejor de todas. Y no la dirigía Hosoda.

Maquia es una historia mitológica sobre unas mujeres que no envejecen y se pasan sus días tejiendo historias aisladas del mundo. Viven en paz hasta que la peli empieza porque el espectador quiere drama y sufrimiento, no felicidad y tranquilidad.



Pero también es una historia sobre la maternidad, y sobre el paso del tiempo, y sobre la familia, y sobre hacerse adulto. Y también hay guerras y dragones y venganzas por ahí en medio pero ¿a quién le importa?

El punto fuerte de la película es sin duda su belleza. Cada plano está tan bien diseñado y ejecutado que agobia. Todo es precioso o espectacular y uno parece incapaz de procesar toda la belleza que le ponen delante.

Aparte de belleza, la película rezuma sensibilidad y feminidad y japonesidad. Y es una mezcla maravillosa. 

Nota: 9




No hay comentarios:

Publicar un comentario