miércoles, 29 de junio de 2016

Annecy 2016: Día 4

El corto del jueves empieza con un casting de danza al más puro estilo 'Tú sí que vales'. La prota está muy nerviosa y rememora cuando danzaba mientras caían bombas en su casa, supongo que en la segunda guerra mundial. Cuando ya se ve inspirada se pone a bailar, y nos enteramos que el casting es para ser cabaretera del Moulin Rouge. Al menos tiene una historia y el dibujo está currado. Sigamos con la peli de la mañana. 



El 25 de abril es la fecha en la que en Nueva Zelanda se homenajea a las fuerzas armadas. Nos lo contó la directora de la película durante la presentación. Una kiwi muy alta (palabras suyas), adorable y con mucha labia (palabras mías). Su intención con esta película, aparte de hacer un homenaje a los soldados que lucharon en la Primera Guerra Mundial ayudando al Reino Unido contra Turquía, es hacer un documental sobre una guerra en la que los que hablen no sean los veteranos, sino los propios soldados tras la guerra (de ahí que se haya usado la animación). Las declaraciones están sacadas de diarios, cartas y entrevistas.

Personalmente, no conocía la historia que cuenta la película, pero tampoco es que las guerras sea un tema en el que haya estado interesado nunca. Todo lo que ocurre me parece muy ridículo (¿Vas a morir porque tu país controle esa colina? ¿Tú eres tonto?), pero empatizo muy fácilmente con los personajes post-guerra.

La película se hace un poco larga porque la batalla de los Dardanelos no es precisamente un ejemplo de inteligencia militar o de peleas emocionantes. Las bombas tienen más o menos el mismo protagonismo que la gastroenteritis, el aburrimiento o la morriña.

Nota: 6

Después de comer tocaba la segunda (para mí, primera para los programadores) sesión de cortos surcoreanos del siglo XXI, que fue tan mediocre como la otra.

Empiezo por Black Dog, un corto que va yendo de un sitio a otro de la ciudad, pero en ningún lado le quieren. Es aburrido, y ni siquiera me cayó bien el perro, cosa que creía imposible. Nota: 2

Sigo con Deer flower, que me pareció curioso al principio porque usa stop motion, pero con muñecos hechos de papel y cartón. Pero es todo un poco estúpido. Nota: 2

Simgyeong es una cosa muy cortita sobre una mujer, unos huevos verdes y un buda, pero no terminé de entender de qué iba. Nota: 3

Más mierdas: Serenade nos cuenta la historia de unos hombres-aguilucho que viven en una ciudad del futuro. Parece que uno de ellos busca el amor, o una persona de su pasado. Hay que explicar mejor las cosas, que mi cabeza no está al 100% después de tanto cine. Nota: 4

La prota de Viewpoint al menos mola estéticamente. Es una mujer-ovillo de lana que entiendo que se siente gorda y empieza a levantar cosas con su lana-grasa-apéndice tallarinesco. Y el dibujo se vuelve horrible por momentos. Y como siempre yo no entiendo nada. Los coreanos están locos. Nota: 4

The wonder hospital da un poco de yuyu. Y eso está bien. Pero luego da un poco de sueño, y eso no mola tanto. Es sobre las apariencias y la belleza física. Nota: 5

Eden es una cosa un poco rara, mezcla de animación y collage. Va sobre la destrucción del medio ambiente, y como es cortito se hace entretenido. Nota: 6

En Dust kid una mujer se pone a limpiar, y siempre que limpia algo aparece un niño minúsculo que intenta esconderse cual cucaracha. La prota lo tira, pero en el siguiente rincón hay otro (o es el mismo, que también puede ser). Ta curioso y da lugar a varias interpretaciones en las que puedes pensar durante el siguiente corto surrealista de 15 minutos. Nota: 6

En One plus one una mujer está tan cansada que manda a su gato a trabajar por ella. Pero resulta que el gato lo hace mejor que ella y le acaban despidiendo. La verdad es que tiene su gracia aunque no lo parezca. Nota: 6

Y acabo con Crack. Un thriller sobre el bullying y el suicidio con giros de guión efectivos y un poco raros. Nota: 7

Sigo



No confiaba yo mucho en Window Horses porque el dibujo parecía hecho por mí. La protagonista es un monigote estándar de los que puedes encontrar dibujados en los márgenes de tus libros del instituto. Pero ella es la única personaje dibujada cutremente y desconozco el porqué. Quizás si hubiera ido a la presentación en Bonlieu lo habría averiguado. Os he fallado. Lo siento.

La verdad es que esto no desencadenó ningún TOC en mi cabeza, así que me adapté fácilmente a la dualidad retratil. El resto de personajes no están dibujados tampoco con maestría, pero pueden verse muchos más detalles que te permiten diferenciar unos de otros.

La protagonista-monigote es una chica china cuya madre murió y su padre la abandonó cuando era muy pequeña. Vive en Canadá con sus abuelos (maternos) y recientemente le ha dado por escribir poesía de forma totalmente amateur, pero sin venir a cuento le llega una invitación de un festival de poesía en Irán. Y se va.

La película cuenta ese viaje. Típico viaje de autoconocimiento, con unos cuantos secundarios interesantes, alguna situación graciosa, momentos para la reflexión profunda y mucha poesía.

Me pareció una película muy actual, entretenida y bien narrada, pero tampoco me llegó a emocionar o a hacer que riera a carcajadas.

Nota: 7

Y más cortos mientras me comía mi cena. Esta vez la sesión off-limits que siempre me da un poco de miedo porque la cantidad de mierda es más abundante que en el resto de sesiones. No decepcionó.

El primer 1 es para Tracheal Shave. A alguien le da por pintar cosas que no tienen ningún interés en una cinta de 35mm. Y lo repite varias veces. Pasa más a menudo de lo que me gustaría. Nota: 1

Otro uno para algo muy parecido: 4min 15 au révélateur. Un dibujo de una ciudad bastante simple hecho sobre fotos a medio revelar o algo así. No pasa nada tampoco. Nota: 1

Self es un plano muy cercano de la piel de alguien, o generada por ordenador. Ambas cosas me pueden entretener 10 segundos. 8 minutos es tortura. Nota: 1

If you say something, see something es un título penoso para una obra. Encima la obra es una mierda sobre cosas deformes. Se lleva un dos por durar minuto y medio. Nota: 2

The great Escape es muy cutre. Son dibujos feos y fáciles sobre imagen real. La sinopsis del libro oficial es 'Dos hombres y su olivo'. Ok. Nota: 2

Estate está muy bien hecho. Ah, no, que ni siquiera es animación. Parar y arrancar un vídeo no lo considero animación. El corto va sobre unos inmigrantes ilegales que llegan a una playa y como los que están tomando el sol pasan de ellos o los tratan como un circo. Nota: 3

The reflection of power también está plagado de imagen real, pero al menos tiene momentos de animación. Nos cuenta una especie de apocalipsis cutre en Corea del norte. Nota: 3

Ginny trata sobre unos niños que tiran gatos desde balcones. Al menos había dibujos bonitos. Nota: 4

Suijungenten empieza con una escena de olas de plastilina blanca rompiendo contra la playa muy muy currada. Después empiezas a pensar que está durando demasiado. De repente se recita un poema mientras se pintan los caracteres japoneses en el agua-plastilina, reaccionando ésta físicamente bien. Nunca será mi corto favorito pero le vi el mérito, mi favorito para algún premio del jurado. Nota: 5

Yalda es una historia un tanto triste de una mujer que no quiere tener hijos pero se ve obligada a tener uno para poder quedarse en el país que la ha acogido. Mola. Nota: 7

Y el mejor corto es uno un tanto claustrofóbico y malrollero. En Derniére porte au sud un niño con dos cabezas explora el edificio en el que vive junto a su madre. Para él, el edificio es todo el mundo. Nota: 8

viernes, 17 de junio de 2016

Annecy 2016: Día 3

Es miércoles, y por tanto tenemos nuevo corto de apertura. Siguen siendo bastante malos. Este es sobre la edad media y se ven cabezas rondando y monjas agarrando penes, extraños monstruos y vírgenes amamantando. Muchas cosas sin sentido ni gracia. Next

No tenía yo muchas ganas de ir a ver la película de la mañana porque parecía la típica peli de Dreamworks, pero hecha por rusos. Pero como el año pasado tenía el mismo prejuicio contra Mune y al final me gustó, decidí reservar.



A la presentación de Sheeps and wolves vinieron dos rusos de manual a decir que estaban muy contentos de poder estar este año en competición por primera vez. No vais a ganar, tampoco es que importe mucho.

La historia que se cuenta es bastante idiota. Unos lobos llegan a un lugar lleno de herbívoros salvajes felices. Uno de los aspirantes a líder de la camada, tiene una pelea con su novia y de alguna forma acaba siendo transformado en oveja por una conejo gitana. A causa de esto, el lobo se marcha a vivir con el típico rebaño salvaje de ovejas.

No os voy a hacer espoilers, pero estoy seguro de que cualquiera sabe qué va a pasar a contiuación y cómo va a acabar la película.

Nota: 4

Después de comer, cortos.

Tras mucho debatir, he decidido darle el premio al peor corto de la sesión a Before love. Es el triángulo amoroso más aburrido de la historia, y una muestra clara de que hay que tener mucho talento para hacer una historia muda entretenida. Nota: 2

El siguiente es Wall dust. Lo típico, surrealismo random incomprensible. Un culo de cerdo se convierte en una granada cuyas semillas son humanos. Un insecto pica a un ciervo justo en sus manchas y de repente se convierte en un número. Ok, gracias. Nota: 2

A un pavo se le muere un amigo y decide hacer un documentalsobre ellos dos experimentando con la animación: The sparrow's flight. Supongo que quería hacerle un homenaje, pero que a mí no me meta en esto. Nota: 3

'n Genowe blou Maandagoggend (¿qué es este idioma?) es supuestamente el día a día de una niña que vive en un ghetto: muerte, violencia y esas cosas. Le falta mucho. Nota: 4

La soupe au caillou es una historia simpática sobre unos vecinos que están viendo algo parecido a masterchef en la tele pero se va la luz. Y ya no saben qué hacer. Se acaban juntando para hacer una sopa de piedras. Nota: 5

Una mujer sin cabeza se va a la playa en Une tête disparaît. Una historia muy triste sobre el alzheimer con sus momentos oníricos. Nota: 6

En Il était 3 fois cinco niños empiezan a contar una historia sobre el origen del hombre, pero no se acaban de poner de acuerdo y todo se vuelve muy loco y violento. Y gracioso, claro. Nota: 8

Por último, Alberto Vázquez, aparte de Psiconautas, también presentó un corto: Decorado. Muy parecido visualmente (sobretodo en diseño de personajes) a Psiconautas, son varios sketches: a veces simpáticos, a veces graciosos, a veces desconcertantes. Se aplaudió mucho, y la verdad es que lo merece. Nota: 8

Después de los cortos vi una peli de 2006 pero que nunca se había estrenado en Europa. De hecho no está ni en imdb (pensaba que esto no era posible).



La película es una versión de la novela La Grenadière de Balzac hecha con cuadros pintados a mano, voz en off y música clásica.

Pero no es una película con cuadros animados como El viejo y el mar de Aleksandr Petrov. Es más bien una peli de anti-animación del estilo de 'De Profundis'. La importancia de la peli reside sobre todo el texto leído, la imagen fija es sólo un apoyo, al igual que la música. Es como hacer un resumen de la novela con un powerpoint.

Mucha gente se fue de la sala, no sé si porque no era lo que esperaban o porque los subtítulos sólo estaban en francés (la voz original es en japonés). A mí también me costó basntante seguirlo, sobre todo porque se usa constantemente el pasado simple, que yo jamás he estudiado.

En general la película se deja ver porque es cortita, ya que la historia no destaca por ser trepidante, sino más bien intimista. Los cuadros son bastante meh/psé/sinmás, aunque hay un par de ellos que destacan entre el resto.

Nota: 5

Y después de atravesar Annecy mediocorriendo sufrí la peor sesión de cortos que recuerdo.

Voy a decir que el peor fue Peripheria. 12 minutos de dobermans ladrando por una ciudad desierta. ¿Por qué? Nota: 1

How long, not long habla sobre racismo o sobre refugiados o sobre todo un poco, pero no dice nada. Nota: 1

En Cafe froid una muchacha pierde a su madre y se dedica a no hacer nada durante 15 minutos para mi desesperación. Nota: 2

Squame son trozos de piel humana hecha con azúcar que se van descomponiendo. No dudo que tenga mucho mérito, pero a mí esto no me entretiene más allá de los primeros 50 segundos. Nota: 3

Planemo va sobre un hombre que no parece encajar en la sociedad y ve a todo el mundo como trozos de cristal. Dura demasiado (14 minutos y las físicas de la animación son muy raras). Nota: 4

En plein été un muchacho ve a su madre desnuda mientras está cuidando del jardín. Ahí se le acaba el presupuesto al director y decide que es un buen momento para poner los créditos. Nota: 4

Moroshka al menos tiene un argumento. Un lobo gigante se acerca al pueblo y una niña le ciuda, lo aloja en su gallinero y le da comida (pan y fruta). Aparte de un poco irrelevante, es estúpido. Nota: 4

El director de Stems supo parar a tiempo. Vemos como un creador de marionetas las fabrica y las pone a bailar. Se hace entretenido porque dura solo dos minutos y medio. Nota: 6

Como no todo puede ser malo, también vi un corto basntante guay spbre una chica que veía con un ojo el futuro y con el otro el pasado. Vaysha l'aveugle salvó la sesión. Nota: 8



Y me volví a cruzar Annecy de nuevo para ver otra película fuera de competición: Louise en hiver. Yo no conocía al director (Jean François Laguionie), y sólo conocía de oídas una de sus películas (la isla de Black Mor), pero el hombre fue recibido como un héroe por los allí presentes. Me dio un poco de cosica porque parecía estar pasándolo mal por estar delante de tanta gente.

Vamos con la peli. Louise es una anciana un poco huraña que pasa el verano en un pueblo de la costa. Cuando se acaba el verano, el pueblo se queda desierto y ella pierde el último tren. Una tormenta de verano (¿post-verano?) deja al pueblo fantasma sin electricidad, así que Louise tiene que buscarse la vida para sobrevivir.

Prácticamente durante toda la película Louise está completamente sola. La primera media hora de película, en la que ella habla mucho consigo misma, es para quitarse el sombrero. Poco a poco, esas conversaciones se van mezclando con flashbacks de su vida de momentos que ella había olvidado. La imagen que tienes de pobre anciana desvalida va cambiando según vas descubriendo sus secretos, pero la sigues amando igual.

Se llevó un aplauso que duró desde el inicio de los títulos de crédito hasta varios minutos después de que se encendieran las luces (ya con toda la sala en pié). Yo me fui y aún había gente aplaudiendo. La verdad es que se hizo hasta corta para ser una película tan intimista y con un solo personaje.

Nota: 8

jueves, 16 de junio de 2016

Annecy 2016: Día 2

Ya es martes, y tenemos nuevo corto de presentación. Un corto un tanto desconcertante protagonizado por dos mujeres sentadas en la calle. Por algún motivo deciden meterse en una manifestación obrera mientras se suceden proclamas políticas sobre el poder del pueblo. Entiendo que es mayo del 68, pero podría ser ayer perfectamente. No es que no esté de acuerdo con lo que se dice, pero está tan alejado de lo que suele ser un corto de apertura que le deja a uno con una sensación un poco rara. Está demasiado cerca de la propaganda política, ya que ni siquiera intenta contar ninguna historia.




Lo que fui a ver por la mañana es Psiconautas. Durante la presentación me enteré que uno de los directores, Alberto Vázquez, es también quién hizo 'Sangre de unicornio', un corto muy gracioso que vi hace dos años. El director de animación, Khirs Cembé, también presentó el año pasado un corto en Annecy, 'Viaje a pies', que me pareció muy bien hecho y bastante simpático. Os invito a verlos.

Psiconautas está basado en el cómic homónimo del propio Alberto Vázquez. En 2012 ya ganó el goya al mejor corto de animación con Birdboy, protagonizado por uno de los personajes principales del cómic. A mí Birdboy me dejó un poco frío, pero sabía que debía dar una oportunidad a Psiconautas.

La película cuenta la vida en una isla de varios animales y algún que otro objeto aleatorio animado. La isla es un lugar bastante inhóspito desde que un accidente destruyera casi toda la vegetación y contaminara el mar. Poco a poco se van presentando a una gran cantidad de personajes, la gran mayoría muy poco contentos con su vida o su entorno.

Sin embargo, casi todas las historias parecen tener relación con el hijo yonki del antiguo farero: Birdboy.

El dibujo es siempre muy oscuro para que pierdas la esperanza de que algo pueda salir bien. El tono general de la película, e incluso las conversaciones, están cargadas de melancolía e impotencia. Los abundantes momentos de humor hacer un poco más llevadera la película, que no es fácil de ver.

Pero qué buena es la hijaputa. Todas las historias te acaban atrapando y cada personaje que sale lo amas por muy cabrón que sea. Los momentos fantástico-lisérgicos te dejan a menudo con la boca abierta aunque muchas veces no termines de entenderlos. Yo creo que se lleva premio.

Nota: 8

Comí y no sesteé tanto, porque tenía que hacer cola para intentar ver unos cortos coreanos del siglo XXI (éste). Objetivo conseguido.

Empiezo con el bodrio llamado Defragmentation. Son los recuerdos desordenados de una mujer en tres particiones. Al final se ordenan, pero siguen sin tener ningún sentido o interés. Nota: 2

A monster in the reservoir nos cuenta la vida de un monstruo gigante que vive en un embalse, y de una niña con la que juega a tirarle la pelota para que se la devuelva. Ya está. No mola. Nota: 3

Sigo con un corto que ya vi hace dos años: Man on the chair. El dibujo muy bien hecho y rectilíneo, pero un coñazo mayúsculo sobre la existencia. Nota: 4

Rubout no parece del siglo XXI, sino más bien de los años 60. El dibujo parece sucio y viejo y la animación es escasa, y por tanto, mala. Un puente se ha roto mientras pasaba un tren, que se ha quedado colgando. Una mujer habla con su marido que está dentro del tren, el cual intenta ocultar que está a punto de morir. Podría ser una historia bonita, si no fuera porque no se explican bien las cosas y algunas decisiones tomadas son estúpidas. Nota: 4

En Before & after una mujer intenta cambiar su físico a mejor. No vía quirófano o vía dieta, sino que el que la dibujó le dibuje más bella. Es simpático. Nota: 5

Una pareja con problemas sexuales es la protagonista de Camels. Él quiere y no quiere tirarse a otras, para intentar evitarlo se mete en el frigorífico. Ella le acusa de haber cambiado y ser ahora un loro (literalmente). Un cactus crece en su cama matrimonial (¡METÁAAFORAAAA!). Ambos me caen bien. Nota: 6 

En Love Games una pareja juega a juegos un poco extraños: médicos (literal), hacerse el muerto, Marco polo, comerse una galleta sin manos… Da un poco de cosica en algunos momentos, y en otros es bastante tierno. Nota: 6

The father tiene la pantalla dividida en dos. A la derecha el padre, a la izquierda su hijo. Se van viendo momentos de su vida y de cómo el primero intenta educar al segundo. Todo en blanco y negro, salvo alguna excepción aleatoria. Te hace reir y te hace relfexionar, y eso está siempre bien. Una canción en español suena de fondo, pero no sé cuál es. Nota: 8

Por último, una chorradita corta de esas que te alegran el día, llamada Afternoon Class, sobre esos momentos en que estás en clase por la tarde y no eres capaz de mantenerte despierto. Imposible no sentirse identificado. Nota: 8

La siguiente película me llamaba mucho la antencion porque me parecía una gran superproducción, pero está hecha en los Emiratos Árabes Unidos, que es un país que no destaca precisamente por exportar cultura.



Bilal cuenta la historia real de un esclavo (sí, Bilal) que se revela contra su amo. El director lo catalogó como un héroe en la presentación, pero tras ver la peli aún no tengo claro cuál es la parte heroica.

Visualmente es muy potente, en especial en las escenas de acción. Como pegas, el excesivo uso de música épica en momentos que no lo son y que algunas texturas (piel del prota, acero de las espadas) no están del todo logradas, o al menos a mí no me gusta cómo han quedado.

Lo que es la historia en sí, sinceramente, no parece digna de ser contada en una película. O al menos no centrada en Bilal que es un simple peón entre dos facciones pro y anti esclavismo. Aunque supongo que en el fondo es más bien una guerra entre mono y politeísmo (los mono son los buenos).

Ninguna idea interesante sale de la boca de Bilal y tampoco es el mejor combatiente u orador. Tengo la sensación de estar escuchando una historia mediocre cuando alrededor hay un par de ellas mucho más interesantes. Una pena.

Nota: 5

Y a última hora cayó el gordo. Yo no sé qué tiene las historias de niños/adolescentes japoneses que me consiguen atrapar casi siempre. Debería considerarse un género cinematográfico “niño japonés sufriendo”.



The anthem of the heart, nos cuenta la historia de Jun, una niña que hablaba demasiado y eso le metía en muchos problemas. Tanto es así que invocó a un huevo que le impuso un maleficio por el cual no podría hablar nunca más.

Lo interesante de la película empieza con Jun ya a punto de acabar el instituto. Es seleccionada para organizar el festival de fin de curso junto a otros tres compañeros.

Tiene un malentendido con uno de ellos y termina por contarle su historia (por SMS, que ya he dicho que no puede hablar). La relación entre ambos es el eje de la trama, junto con la preparación del musical que deciden hacer, con guión de la propia Jun.

Al revés que en Psiconautas, aquí se muestra el lado bueno de casi todos los personajes, o al menos se les ve intentar sacarlo. Buena parte de la película la tuve que ver con los ojos llorosos por alguna reacción alérgica no identificada. Mi compañera de al lado parecía sufrirla también.

Me fui muy contento a dormir.

Por último, una pregunta que lanzo. ¿Quién decide si una película entra en competición o no? ¿El festival o el que la envía? Me parece muy absurdo que esto no esté compitiendo por ganar premios.

Nota: 9

miércoles, 15 de junio de 2016

Annecy 2016: Día 1

Bueno, pues tercer año consecutivo sacrificándome para informaros sobre las películas que se estrenan en el festival de Annecy.

Este año está siendo un poco diferente. He decidido no quedarme en Seynod, ciudad vecina, sino en el propio Annecy, para tener más tiempo para dormir/comer/ver pelis/escribir en el blog. Me quedo en casa de un hombre llamado Bertrand que me ha presentado airbnb. Es un tipo majo que me deja el piso para mí solo durante casi todo el día y me presta su paraguas cuando llueve. Sólo una pregunta: ¿es normal colgar encima de la cisterna del váter una carta de felicitación del gobierno francés por haber demostrado grandes habilidades militares en el Chad? Yo no necesitaría ver eso cada vez que voy al baño…

Céntrome. Este año el festival está dedicado a Francia, así que hay mucha más gente. Demasiada. Estuve más de media hora en la cola para conseguir mi acreditación. Este año me han dejado escoger el color de la bolsa (elección: verde flash de lima limón), que por cierto cada año es más bonita y más usable. Por culpa del retraso, me tuve que poner a la cola de mi primera sesión sin mirar antes su contenido: otra tradición rota este año.

Antes de hablar de la peli, voy a hablar del corto del festival. Tras las primeras sesiones he de decir que no me ha gustado mucho. Es una carrera por los canales de Annecy entre varios personajes (un científico loco, un cineasta, unos teemos que lanzan lápices...) con distintos vehículos y que se atacan entre sí como si aquello fuera el mario kart. Ni siquiera sabemos quien gana porque, por algún motivo, acaba emergiendo un conejo con alas y se acaba. La música repetitiva y nada original no ayudan mucho tampoco.

Algo mejor es el corto del lunes. En el cabaret 'Au Lapin agile' (el más antiguo de París), dibujado como si lo hubieran sacado de 'Bienvenidos a Belleville', dos artistas se empiezan a pelear. Uno de ellos se parece a Rajoy, así que cabe la posibilidad de que sólo me haya gustado el corto por ver a Rajoy recibir (de nuevo) puñetazos. La cosa es que por cada hostia, el lugar se vuelve más colorido y al final acaban todos los clientes del bar a darse de leches como si estuvieran en una grada de la eurocopa.
 


Y ya después de esto vino la primera peli. A las diez de la mañana una peli coreana de zombies siempre apetece. No vino el director Sang-Ho Yeon a presentarla porque acaba de tener un hijo. Al director lo recordaréis por haber dirigido 'The fake'. Un thirller bastante turbio que va escalando en violencia y genialidad.

La peli de este año llámase Seoul Station. Es una película de zombies al uso en la que un chaval quiere obligar a su novia a prostituirse para pagar el alquiler. Cuando el ataque zombie empieza están separados y tienen que encontrarse. La verdad es que todo da bastante pereza durante la primera hora. Las decisiones que toman son muy estúpidas demasiadas veces, y ese fue el principal problema para mi cerebro a la hora de seguir el escaso argumento. Otra cosa bastante odiable es que no hay ni un sólo personaje femenino haciendo nada digno de mención durante toda la película. Y en esto incluyo a la protagonista, que se limita a andar y a seguir a hombres, simplemente siendo testigo de todo lo que pasa. Quizás no podríamos cambiarla por una lámpara sexy (https://en.wikipedia.org/wiki/Bechdel_test#Sexy_lamp_test ), pero sí por una go pro.



Pero al igual que en The Fake, hay un punto de inflexión que hace que la película se vuelva maravillosa. El problema es que esta vez el momento ocurre a quince minutos del final y te has tragado 75 putos minutos de fecal bodrio tedioso. Pero es tan genial, que yo se lo perdono todo. Y la verdad es que para conseguir ese final, es necesario que la prota sea tan inútil. 

Nota: 6

Comí, sesteé.

Siguiente peli, La jeune fille sans mains. Una versión no-católica del cuento homónimo de los hermanos Grimm. 

La película es muy bonita a pesar de la escasez de trazos en los dibujos. De hecho en ocasiones da la sensación de que el animador se podría haber esforzado mucho más. En ocasiones, los efectos de sonido son imprescindibles para entender el dibujo. Sin embargo, como el contraste entre colores que consigue queda realmente bien, se lo voy a perdonar, que igual sabe algo más que yo de esto. Además, conseguir una ambientación tan tétrica con tanto colorido se me antoja complicado, pero lo consigue con éxito.

Lo que sí echo de menos es un poco de coherencia cromática, sobre todo al inicio del relato. Que los personajes cambien innecesariamente de color despista un poco.



La historia en si, es la del cuento, con algún cambio cuestionable, pero de poca importancia. A excepción del final, que no tiene nada que ver y se pasa de absurdo al querer hacer algo más poético.
Para mi sorpresa, la película fue largamente aplaudida. A mí se me hizo un poco larga a pesar de durar poco más de una hora.

Nota: 5

A continuación la primera sesión de cortos en concurso. Este año he decidido ordenarlos de peor a mejor, para que así pueda uno saltarse la morralla. De nada.

Partamos de que yo soy un poco inculto y encima no tengo ni idea de música, y menos aún de música clásica. Añadamos que yo tengo un problema grave con el surrealismo. Es imposible que 'Parade' de Satie me pudiera gustar. Hay por ahí una pera gigante bailando, un centauro-robot, un rascacielos trompetista, un Pablo Picasso, unas sombras con lunares haciendo break-dance… Y yo no entiendo nada durante 14 minutos, y me frustro. Al menos no lloré. Nota: 3

Puede que el problema de Erlkönig es que había que ir con el poema original de Goethe leído y fresco en la memoria y yo no lo hice. No entendí qué quería contar el director, y pienso que es el primer objetivo de cualquier obra. Después me leí el poema (mola) y lo entendí mejor, pero ya era tarde. Nota: 4

Celui qui a deux âmes es la historia de un esquimal bisexual y transgénero. Sin embargo, tengo la sensación de que el director tiene un cacao mental entre orientación sexual, transexualidad y roles de género y le acaba saliendo un corto un poco machista y ligeramente aburrido. Aunque al menos es bonito. Nota: 4

La gente se reía con Moms on fire, pero yo no terminé de cogerle el punto. Va sobre dos madres solteras, embarazadas por segunda vez, cuyos hijos ya natos son un poco cabroncetes. Ambas son un desastre y se pasan el día cachondas perdidas, dando lugar a situaciones supuestamente cómicas. Nota: 5

Spoon es un corto autobiográfico sobre el maltrato infantil. Da penica. Pero se queda muy corto. Nota: 6

A pesar de ser una chorrada, Accidents, blunders and calamities me hizo bastante gracia. Una zarigüeya le lee un poema a sus hijos que les enseña a tener miedo de los humanos. Y a partir de ahí podemos ver a un montón de animales animados digitalmente muriendo por culpa de los humanos, aunque sea accidentalmente. Nota: 6

Journal animé es un corto muy annecy (sin diálogo, experimentando con animaciones y formatos...) y contra todo pronóstico me gustó. El autor escogió cada día una noticia de un periódico entre el 15 de septiembre y el 15 de noviembre y comenzó a dibujar sobre las fotos. No se limita a ponerle bigotes a la Merkel, sino que consigue crítica social de la buena con un toque de mala leche muy bien afinado. Nota: 7

Caminho dos gigantes cuenta la historia de una tribu amazónica, en la que varios niños tratan de construir un instrumento musical. Uno de los niños consigue hacer uno que suena muy bien, pero no sabemos por qué no quiere que nadie lo sepa. Obviamente acabamos averiguandolo, pero no os lo voy a contar. Nota: 7

Y aquí debería ir mi visión sobre La tortuga roja, pero no pude entrar. Este año entró mucha menos gente sin invitación que el año pasado, así que me quedé sin ver la ceremonia de apertura. :( Seguro que fue una puta mierda de película ¿verdad? ¿VERDAD?

lunes, 21 de marzo de 2016

FICXixón 2015: Día 3

Último día y primer lleno en la sala! Desde luego, si no llena el preestreno de la nueva película del studio Ghibli en pleno domingo por la tarde, es mejor cerrar el festival.

El aperitivo fue otra historia triste y muda de animación, que parece que son las favoritas del programador de ANIMAFICX. En este caso un pobre abuelo que ve a un pajarito estamparse contra su ventana en plena ventisca y duda si salir a ayudarle o no. Muy cortito, bastante bonito y ligeramente conmovedor. El nombre del corto tampoco es la quintaesencia de la originalidad: The old man and the bird. Nota: 5



Así que no hubo que esperar mucho a que empezara la El recuerdo de Marnie, y lo hizo con el logo gigante del studio Ghibli. Me imaginé a la audiencia de Sitges, Annecy o SyFy volviéndose loca y aplaudiendo a rabiar y me dio un poco de bajona el silencio imperante.

Nos van presentando a Anna, una niña tremendamente introvertida y un pelín hostiable, que tiene asma y por eso la mandan al pueblo a respirar aire sin partículas cancerígenas en suspensión.

Al llegar se queda fascinada con una mansión (aunque a mí su casa me parece mucho más bonita). La mansión parece abandonada a ratos y también a ratos se presenta por allí Marnie. La película avanza mientras Anna conoce a todo el pueblo y a la tal Marnie que no sabemos si es real, un fantasma, una imaginación o un robot.

Y el rato se pasa bastante agradablemente pero sin mucho contratiempo, lo cual está bien, pero no venimos a ver Ghibladas para esto. Nada que objetar respecto al dibujo. Bello.

El desenlace es, en general, un tanto previsible (o igual es que yo soy muy perspicaz), pero algunos de los cabos no son tan fáciles de atar (o igual es que no soy tan perspicaz). Nota: 8 (siendo un poco generoso)

domingo, 29 de noviembre de 2015

FICXixón 2015: Día 2

El segundo día (sábado) empezó fuerte: la nueva película de Hosoda. No sé si es buena idea escribir la siguiente frase, que yo soy muy gafe, pero me voy a arriesgar: Después de ver esta peli, Hosoda es el director cuya próxima película voy a esperar con más ansia. Que no se me enfaden Lukas, Haneke, Ozon y compañía. Todos habéis hecho alguna mehdiocridad recientemente y este hombre lleva 4 grandes películas. Y las tres últimas son sublimes.


The boy and the beast va sobre un niño de 9 años que se queda solo en el mundo y acumula mucho rencor. En un encuentro fortuito en el mundo de los humanos es invitado al mundo de las bestias por Kumatetsu, candidato sin muchos apoyos a rey de las bestias (algo así como el UPyD de bestialandia) que necesita un aprendiz.

La relación de amor-odio entre ambos es lo mejor de la película y da grandes momentos cómicos. El humor es muy japonés: a veces te ríes porque es gracioso y otras porque es absurdo.
Al igual que en Summer Wars, la mezcla entre comedia, drama, acción, fantasía, romance y misterio está perfectamente lograda y te mantiene en un estado constante de excitación. También tiene en común con Summer Wars una batalla épica final en la que no entiendo la mitad de las cosas que pasan, pero con la que me quedo absorto y maravillado por su belleza, su ritmo y su imaginación.
En esta sí hubo aplausos unánimes. Obvio. Nota: 9

Me he emocionado tanto con The boy and the beast que se me ha olvidado hablar del corto anterior. "Pues escribe sobre él arriba, que esto no es una máquina de escribir" diréis. "Paso" responderé yo. El corto que nos pusieron fue Borrowed time. De nuevo corto de animación mudo y de nuevo con temática triste-melancólica. La animación está muy lograda y las imágenes que muestra son de gran belleza. Nos cuenta la historia de un sheriff que perdió a su padre cuando era un adolescente (él, no su padre) al intentar huir de unos malhechores. Nota: 6



Como buen festival, cuando salí de la sala fui corriendo a la entrada, porque la siguiente película, Bridgend, estaba a punto de empezar. Es la historia de un pueblo en el que los adolescentes tienen una afición muy curiosa: suicidarse. Un policía se muda al pueblo con su hija adolescente (¿qué puede salir mal?) para investigar el caso. Como tampoco es de animación, os pongo timeline.




En resumen: meh. Tampoco hubo aplausos esta vez. Nota: 5


Antes, nos habían puesto un corto español de no-animación: Sirena negra. Va sobre una sirena que vive en las alcantarillas. Durante todo el metraje, la sirena nos habla a cámara con una voz bastante irritante, como susurrando. En blanco y negro, posee alguna imagen suficientemente interesante como para no abuchear el corto, pero lo que es la historia y la actriz (o el texto, me cuesta siempre diferenciar) dan bastante pereza. Nota: 4

Tampoco tuve tiempo para nada más que volver a la cola, así que tuve que comprar unas palomitas en el cine para no morir de hambre.

La última sesión comenzó con un corto animado libanés, de nombre Waves '98, que no entendí. Imágenes oníricas sobre un elefante dorado gigante que se descompone en medio de una ciudad se mezclan con otras imágenes reales aéreas de la misma ciudad. Por lo que se ve, ganó en Cannes el premio al mejor cortometraje. Bien por ellos. Nota: 3


El plato fuerte de la sesión era The magic mountain, una película que decidí no ver en Annecy porque me daba pereza infinita, pero que tuvo muy buena crítica e hizo que me arrepintiera de no haberla elegido. La directora, Anca Damian, es la directora de Crulic, un documental animado bastante interesante. La mujer vino a presentarla, y cuando digo presentarla me refiero a decir "Gracias por venir a ver esta película tan loca. Después estaré por aquí pos si queréis hacer alguna pregunta" Todo un poco triste, como el ambiente del festival. No sé si será porque es noviembre y llueve, pero se respira tedio más que excitación.

Al igual que en Crulic, The Magic Mountain es una película documental biográfica que experimenta con técnicas de animación (todas las películas experimentales a las 22h. ¿Por qué?). El protagonista es Adam J. Wrinkler, un alpinista/fotógrafo que se fue a Afganistán a luchar contra los bolcheviques a pesar de tener familia (hija incluida) en Francia. Su historia, la verdad, no me pareció nada interesante, me da todo bastante igual durante los 95 minutos que dura. Sin embargo, hay varios momentos en los que uno piensa "Hostias, ¡qué bonito!", "Joder, ¡qué curioso!" o "¿Cómo cojones se hace eso?". Los tacos se deben a que ese "uno" soy yo, pero son prescindibles en la mayoría de casos. Personalmente, disfruté mucho más de Crulic porque la historia tenía cierta miga, pero no terminé por aborrecer la película.

Cuando salieron los títulos de crédito nadie aplaudió a pesar de que la mujer estaba allí presente. A mí me dio mucha pena, así que intenté comenzar un aplauso. Durante tres interminables segundos nadie más aplaudió. Yo ya estaba a punto de rendirme y esconder mi cabeza bajo la sudadera hasta salir de la sala cuando empecé a oír algún aplauso más por la sala hasta llegar alrededor de la veintena. No duró mucho.

Una vez pasado el momento aplauso, tenía que decidir si quedarme o no al Q&A. Cuando vi que no se quedaba casi nadie sentado (10? 12 peronas?) dos monigotes se posaron sobre mis hombros. Uno de ellos, vestido de blanco y con una especie de anillo flotando sobre su cabeza me dijo "Pobre mujer. No se va a quedar casi nadie. Quédate y haz bulto". El otro, de rojo y con un tenedor gigante (para su estatura, no para la mía) replicó: "Va a ser muy incómodo, no va a preguntar nadie y te vas a poner nervioso. Ya has hecho bastante aplaudiendo. Vete a dormir, anda". Sin duda, argumento ganador.

Nota:5

lunes, 23 de noviembre de 2015

FICXixón 2015: Día 1

Hace mucho tiempo que quería venir al festival de Gijón. Cuando empecé a ver cine raro (todo empezó con 8 mujeres y Nicky aprendiz de bruja) me di cuenta de que muchas de mis películas favoritas (Lilya forever, Tillsammans, CRAZY, Lila dice) habían pasado por Gijón y ganado el premio de la juventud (yo era joven también en aquella época). Eso hizo que durante años me llamara la atención la idea de venir algún año.

Este año ha sido el primero que el curro y el dinero me ha permitido venir, con el plus de vivir a 3 horas en bus, así que no lo he dudado. No me quedo toda la semana, pero al menos me han coincidido varias pelis muy interesantes en el fin de semana. 4 de ellas de animación.

Lo primero que me ha sorprendido al llegar a Gijón es lo poco promocionado que está el festival. En mi paseo hasta el hotel y después hasta los cines apenas me encontré con dos carteles del festival contra media docena de 8 apellidos catalanes. Quizás la culpa es de que era de noche y el cartel de la película es mucho más cantoso que el del festival (que no me gusta mucho, he de decir).

Todas mis películas son en los cines Centro, que están en un centro comercial que está en el centro, cerca del casco viejo y la playa. Nadie diría que allí se celebre ningún festival, no porque no esté decorado (algún cartel hay) sino porque apenas se ve movimiento de gente. Quizás todo el ambiente y el glamour del festival se concentra en el teatro Jovellanos, pero por lo menos este año no podré averiguarlo.

Además, el público que va al festival es muy ecléctico: abuelas, niños, cinéfilos, parejas… Nada que ver con el predominio friki de Sitges o la de post-adolescentes alegres de color de pelo imposible de Annecy. Lo cual no es malo, supongo.

La cosa es que fui a recoger mis entradas y había más gente en el mostrador (4) que en la cola (yo) así que no tardé mucho, lo cual se agradece. Tanto como se agradece que se puedan comprar las entradas por internet en un minuto y no en cien siglos como pasa en Sitges. Cogí el periódico del festival y me subí a la sala. Gran decepción al abrir el periódico y ver todas las noticias en español. Uno se ha acostumbrado a descifrar lo que pone en la mitad de las sinopsis de las películas, y esperaba un nuevo reto con el asturianu tras haber superado el catalán.

Venga va, me centro. Antes de la peli nos pusieron un corto de animación, mudo en blanco y negro y más bien feo aunque no desagradable. Däwit es una historia tétrica sobre un chaval que se acaba conviertiendo en una copia de su padre a pesar de haber sido criado por lobos. Los puntos surrealistas entran un poco demasiado repentinamente, pero una vez que lo aceptas, se disfruta bastante. No hubo aplausos, cosa que me sorprendió. Nota: 6


Y después vino Phantom Boy, que es una mezcla entre Polseres Vermelles, Ghost y El caballero oscuro. Un chico con cáncer, que tiene que vivir en el hospital y cuyo nombre es Lleó Léo, tiene la capacidad de hacer viajes astrales mientras duerme, aunque también puede hablar lo que es un poco raro. Utiliza estas habilidades para ayudar a un policía un poco gafe a atrapar a un supervillano que quiere destrozar Nueva York con un virus informático.

Aunque el punto de partida no invite a pensarlo, la parte cómica de la cinta es lo que más se disfruta. El supervillano y sus secuaces, que incluyen un perro-patada, brindan un gran número de momentos hilarantes.

El resto de la historia es basntante típica, pero no creo que la intención del director fuera revolucionar ningún género. En ningún momento se hace aburrida y como mayor pega diría que alguna de las decisiones tomadas por los personajes son un poco cuestionables, pero sin llegar al límite del ridículo.
Al final de la película, de nuevo, ni un solo aplauso. Yo habría aplaudido de buena gana pero, allí donde fueres haz lo que vieres. O igual es que la película no gustó, quién sabe. Nota: 7

Al salir, fui rápidamente a por algo para cenar (gublins y chocolatina) e intenté prepararme mentalmente para lo que iba a ver.


Las opciones que tenía para última hora del viernes eran: Anomalisa (vista y disfrutada en Sitges), The Invitation (lo mismo), The sky trembles and the earth is afraid and the two eyes are not brothers (me he aburrido escribiendo el título, no quiero saber cómo es la peli) y la que ví: Mysterious object at noon. En realidad había otra opción, que es irse a dormir al hotel, pero eso en un festival es de cobardes (e inteligentes).

Como este es un blog de animación y esta peli no tiene ni un poco, he decidido que no voy a hacer crítica, sino que me voy a limitar a dibujaros un timeline de lo que pasaba por mi cabeza mientras veía la peli. Es mi blog y hago lo que quiero, se siente.



Nota: 3

En resumen, que me arrepentí de no haber elegido la opción de dormir. Dos personas (quizás tres, pero no más) discreparon conmigo, llegando a aplaudir la película. El resto estábamos demasiado ocupados intentando huir.

Y el día acaba yéndome al hotel mientras degustaba un bocata de lomo con queso (los gublins no me llenaron lo suficiente).